Dr. Erika-Fuchs-Haus

El concurso consiste en proyectar una casa-museo para la Dra. Erika Fuchs. La propiedad que se propone tiene una ubicación céntrica en el casco antiguo, con fácil acceso a través de la red de carreteras y de tren.

La trama de los edificios existentes y en ruinas se clasifican como de poco valor y serán desmantelados. El abandono del lugar  ha supuesto un grave perjuicio a la construcción, dando lugar a algunos hongos. No se recomienda una restauración, en particular dado el presupuesto tan ajustado.

El nuevo edificio se dispone respetando las dimensiones previas y se extiende  aproximadamente hasta la mitad de la propiedad en longitud. El edificio existente se basa en un patio cerrado, con dos volúmenes de cubiertas inclinadas. Proponemos combinar esas dos construcciones principales.

El edificio contará con dos plantas de exposición (baja y primera) y un desván con espacio para la domótica. A la planta baja se accede por la carretera de la estación en el suroeste y se desarrolla aprovechando la pendiente hacia la zona noreste generando un sótano. La altura del edificio actual se mantiene en la fachada principal.

Mediante la disposición de la exposición permanente en el sótano, se permite el flujo de visitantes continuo sin interrupción de los espacios intermedios, como las escaleras y otros espacios de transición. Además, la gran altura libre del nivel superior permite la posibilidad de exposición de objetos de gran tamaño o de proyecciones.

La organización del vestíbulo se basa en un concepto de uso flexible y optimización de las superficies. Mediante una división móvil, diferentes espacios de la zona de entrada pueden ser separados y utilizados para diferentes eventos.