Europan 12

El entorno de Vila Viçosa está lleno de olivos y alcornoques que dan forma al paisaje espacial y mental de los habitantes del lugar. Queremos continuar ese bello entorno natural dentro del área de intervención mediante una nueva plantación de olivos y alcornoques que funcionará como un vivero.

Nuestra propuesta evita reproducir un típico tejido urbano, proporcionando un nuevo paisaje natural creado por el hombre, que generará orden, escala, sombra y sustento al nuevo barrio. Se creará de esta forma un ecosistema que será mitad urbano, mitad natural, siguiendo un lento proceso de desarrollo como consecuencia de una intervención vinculada al crecimiento de la plantación de árboles que proponemos. Se trata de un sistema de regeneración de un espacio que ha sido dañado por las diferentes actividades del hombre.

En una primera fase el nuevo arbolado cubrirá la totalidad de la superficie libre. Las nuevas áreas de crecimiento urbano aparecen en una segunda fase mediante la generación de nuevos espacios libres a través del transplante del arbolado a otra zona dañada, donde se reproducirá el mismo proceso.
Los beneficios que se obtengan de este proceso se destinarán al desarrollo del área donde los árboles hayan sido extraídos, del mismo modo que sucede en el sencillo funcionamiento de un vivero de árboles.

No queremos que nuestra propuesta se entienda como un diseño arquitectónico finalizado. Lo que pretendemos es que nuestro proyecto ayude a iniciar un proceso mediante el cual todos los agentes que estarán implicados en el desarrollo de la zona puedan opinar y decidir.

Se propone la creación de una oficina de participación ciudadana y centro cívico en una de las naves industriales abandonadas existente en el área de proyecto.
Esta oficina asegurará y coordinará la participación de los habitantes de Vila Viçosa en el desarrollo de la zona. Ellos serán los principales actores en la configuración del espacio. El lugar será el punto de encuentro entre los futuros habitantes, constructores, biólogos, sociólogos, vecinos, ingenieros y arquitectos que se unirán en forma de cooperativa. Proponemos eliminar del proceso a los promotores y los bancos.

También proponemos un espacio dedicado a la participación en el proceso de cultivo del arbolado. Será un lugar donde se podrán almacenar todas las herramientas necesarias para la plantación y cuidado de los árboles, pero también será un espacio donde se impartirán talleres a los interesados en colaborar en la plantación, gestión y mantenimiento del vivero de árboles.

El momento de crisis actual nos obliga a considerar la construcción de nuevas estructuras desde una perspectiva más responsable y consciente de las necesidades reales, centrándonos especialmente en la reducción del consumo de recursos.

En el momento en que sea necesario añadir nuevas edificaciones dentro del área de proyecto, nosotros proponemos la construcción de unas infraestructuras ligeras y sencillas, muy fáciles y rápidas de construir-cambiar-reutilizar-desmontar.

Estas nuevas estructuras se pueden adaptar a distintos escenarios programáticos. Proporcionarán al lugar, de una forma sencilla, nuevos espacios públicos versátiles.