Transitarte

Solución Flexible:
Está claro que la solución pasa por diseñar propuestas capaces de acercar el arte a los lugares que no tienen acceso a él , pero que al mismo tiempo, gracias a su flexibilidad, representatividad y versatilidad, pongan en valor el lugar en el que éstas se implantan.
Por lo tanto: ¿un módulo expositivo itinerante que pueda alojar exposiciones y talleres? Sí. Pero, ¿y si además ese recinto móvil es adaptable a cualquier lugar, ocupa poco cuando no se usa, puede sumarse a otro espacio o ser independiente, es llamativo y atrayente, y puede hacer que nos demos cuenta del potencial que muchos de los espacios que existen y que están abandonados ya tienen?
¿Y si encima un módulo de este tipo es barato, fácilmente transportable, reciclado y rapidísimo de montar en cualquier circunstancia?

Espacio expositivo + Aula taller… ¡Hinchables!:
¿No es la solución más sencilla, rápida y económica un espacio que se genera sólo con aire y una membrana?. Una solución así funciona casi como un organismo vivo, se adapta a cualquier entorno y aparece como una sorpresa en el momento en el que se infla.
Se trata de la máxima expresión de una arquitectura efímera que además se monta de forma casi instantánea. Llena rápidamente espacios vacíos, puede instalarse en el interior de edificios abandonados o abrazar la fachada de cualquier edificio filtrándose por sus huecos.
Una burbuja de aire que aparece y desaparece sin dejar otra huella que la memoria de la gente que la visita. Una estructura neumática que gasta poca energía, se pliega y recoge fácilmente, se puede instalar en superficies blandas o duras y con un coste mínimo.

Este espacio expositivo se compone de unos pocos elementos, muy baratos o reciclados que juntos funcionarán de la siguiente manera:
La caravana de segunda mano se adaptará. En la parte exterior se pintará el logotipo y la información necesaria, que permitirán que sea un elemento reconocible desde lejos, en la carretera y antes de que el espacio haya sido instalado. La parte posterior de la caravana se reformará para poder instalar un ventilador orientado hacia el hueco de la parte trasera. Este hueco será ampliado y en sus bordes se solapará la membrana translúcida que conformará el espacio expositivo una vez inflada. Se extiende la membrana, se colocan los lastres en el perímetro, se reviste el suelo con la cubrición de pvc y se enciende el ventilador. En menos de una hora toda la instalación se puede llevar a cabo.