Terrazas Santillana

La terraza que proponemos permite al usuario disfrutar del lugar de una forma confortable. Las telas que la cubren protegen del sol y la tarima que forma el pavimento se adapta a las irregularidades del terreno, asegurando un soporte horizontal para el mobiliario.

Nuestra terraza es abierta, se relaciona con el pueblo de forma directa y no a través de cerramientos. Se implanta de una forma ligera, respetuosa, no masiva. No compite con la presencia y la imagen de la villa, que es en realidad lo que el visitante quiere ver cuando se acerca a Santillana del Mar.

La principal intención al desarrollar nuestra propuesta es conseguir una terraza modular, que permita múltiples configuraciones de una manera rápida y sencilla. Cada emplazamiento requiere, como consecuencia de su forma y tamaño, una disposición de terraza diferente. Con nuestra propuesta modular esto se logra de una forma inmediata, mediante el sencillo gesto de colocar los módulos que componen el conjunto de la terraza de la manera más adecuada para cada uno de los tres lugares que se proponen.
El carácter modular permitirá posteriores ampliaciones o reducciones del tamaño de las terrazas, dependiendo de la afluencia de turistas en diferentes épocas del año.

Hemos prestado especial atención al fácil montaje y desmontaje de todos los elementos que componen cada módulo. La tarima que conforma el plano del suelo se construye de una manera sencilla mediante rastreles que absorben los posibles desniveles. Los listones que constituyen el pavimento se colocan directamente sobre los rastreles y dejan diferentes huecos que albergarán las jardineras y los soportes donde posteriormente se sujetarán las telas de la cubrición.