Hospedería Fregenal de la Sierra

La solución adoptada es una pieza que se inserta de tal manera que todos los edificios existentes que queremos conservar están conectados. Se economizan los recursos a emplear según las características específicas del lugar y se potencia la presencia del espacio natural en la parcela.

Al colocar este nuevo edificio de manera estratégica, se generan cuatro patios de muy diferentes características asociados a los diferentes usos que ofrece la hospedería. El primer patio de entrada se encuentra vinculado directamente a la recepción y administración, de la cual accederíamos al patio vinculado a los servicios de la hospedería como son el spa y la cafetería. En el patio más privado, vinculado a las habitaciones, se situaría la piscina, y por último creamos otro patio con un carácter más público, con acceso exterior, unido al restaurante. Primamos los principios de simplicidad y eficacia mediante la colocación de las cocinas, almacenes y servicios en una posición que permita utilizar estos espacios tanto para el Salón de Celebraciones como para el restaurante.

La idea constructiva para el nuevo edificio es la de minimizar el uso de sistemas convencionales de calefacción y refrigeración aprovechando las condiciones climáticas y de soleamiento del lugar. El sistema de ganancia directa (la captación de la energía del sol por superficies vidriadas) se combina con protección solar automatizada. En invierno, el edificio se abre al sol y se cierra al viento frío. Muros y suelos de hormigón proporcionan gran capacidad potencial de almacenamiento de calor (masa térmica). El edificio está diseñado con zonas o sectores ubicados adecuadamente para que puedan almacenar una cantidad suficiente de calor durante el día y mantenerlo a una temperatura confortable durante la noche. Al contrario, en verano, se entrega al exterior suficiente calor durante la noche manteniendo fresco el interior.

Por su orientación el edificio permite una correcta ventilación cruzada, usando la diferencia de temperatura y presión entre las dos fachadas con orientaciones opuestas, generando una corriente de aire que facilita la ventilación para mantener un adecuado confort higrotérmico. Para calentar durante el invierno todo el conjunto, incluyendo el spa, proponemos el uso de energía geotérmica, aprovechando el calor del interior de la Tierra en combinación con una ventilación controlada. De esta manera el edificio nuevo funcionará como fuente de energía para la hospedería.