Consulado Joven

El edificio propuesto contiene los usos del consulado joven en Burgos. Nosotros disolvemos intencionadamente sus lÌmites haciendo que se relacione de manera directa con la ciudad histórica. Las actividades, exposiciones o espectáculos que se lleven a cabo en el edifico serán visibles y accesibles desde todo su entorno, del mismo modo que la memoria y el pasado que albergan los edificios y calles del casco histórico, fluyen hacia el interior del edificio de forma libre. Para lograr esta relación tan directa, hemos diseñado una planta baja en la que el edificio puede abrirse prácticamente en su totalidad, y en la que el pavimento y la topografía del espacio urbano que proponemos, continúan de manera natural dentro del mismo.

El volumen edificable dentro de la parcela proporcionada es bastante escaso para albergar el programa requerido, lo que en principio obligaría a crear muchos espacios pequeños para resolver todas las necesidades planteadas. Nuestro proyecto apuesta sin embargo por interconectar los diferentes espacios del edificio a través de dobles alturas y huecos interiores, intentando que cada sala pueda disfrutar de una mayor sensación de amplitud, percibiendo en todo momento el volumen total del edificio.